Skip to content
Navegó a la página Cómo reducir su riesgo de padecer cáncer colorrectal

Cómo reducir su riesgo de padecer cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es uno de los más comunes tanto en hombres como mujeres. Nuestra directora médica, la Dra. Lindsay Carter, explica cómo las pruebas de detección regulares pudieran salvar su vida.

Preguntas y respuestas con la Dra. Lindsay Carter

En esta conversación con la Dra. Carter cubriremos los síntomas del cáncer colorrectal, quiénes están en riesgo y cómo hacerse una prueba de detección.

Primero, ¿qué es el cáncer colorrectal?
Es un cáncer que comienza en el colon o recto. Al analizar los tipos de cáncer que afectan tanto a hombres como a mujeres, es el segundo más común.

¿Cómo puedo saber si lo tengo?
Al principio, no lo sabrá. Se inicia con pequeños pólipos aún no cancerosos y no tendrá síntomas. Con el tiempo, sin embargo, pueden crecer y llegar a ser cancerosos. Entonces se presentan problemas como pérdida de peso sin explicación o sangre en las heces. Pero queremos detectarlo mucho antes de eso.

¿Así que no pospongo esa colonoscopia que debo hacerme?
Exacto. ¡Pudiera salvarle su vida! Este cáncer tiene tratamiento, cuando se detecta temprano. No puedo dejar de repetirlo: hágase la prueba regularmente.

¿Qué tan a menudo debo hacerme la prueba?
Depende de su historial de salud, la edad y otros factores. Pregúntele a su médico qué es lo correcto para usted.

Si en mi familia hay historial de cáncer, ¿tengo mayor posibilidad de tener cáncer colorrectal?
Sí. Usted pudiera tener un mayor riesgo si:

  • Uno de sus padres, sus hermanos o hijos ha tenido cáncer colorrectal.
  • Varios miembros de su familia han tenido cáncer colorrectal u otro tipo de cáncer

Su historial de salud personal también importa. Usted pudiera correr más riesgo si tiene:

  • Ciertos tipos de pólipos
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Historial de tratamiento con radiación en el área del abdomen o la pelvis

Hable con su médico sobre estos temas. Pudiera necesitar un mayor número de pruebas de detección u otro tipo de pruebas.

¿Puedo hacer algo para reducir mi riesgo?
¡Sí! Usted reduce su riesgo cuando:

  • Limita el consumo de carnes rojas o procesadas. Consúmalas 1 o 2 veces por semana, cuando mucho.
  • Limita el consumo de bebidas alcohólicas. Cuando mucho, 1 al día.
  • Deja de fumar o de consumir cualquier tipo de tabaco.
  • Se mantiene activo

La obesidad y la diabetes tipo 2 también pueden aumentar ligeramente su riesgo de cáncer colorrectal. Hable con su médico sobre cómo evitar estas afecciones, o cómo controlarlas mejor.

¿Cómo me hacen la prueba de detección?
El estándar de oro es una colonoscopia, en la que su médico usa una cámara para observar el interior del colon. Su médico hasta puede eliminar pólipos durante esta prueba. Si sus resultados son normales, pudiera no tener necesidad de otra en 10 años.

¿Es la colonoscopia la única opción?
No. Ahora existen pruebas que usted puede hacerse en casa. Simplemente proporcione una muestra de heces y envíela a un laboratorio para que sea examinada. Dos de los tipos más comunes son:

  • Prueba FIT cada año
  • Prueba Cologuard cada 3 años

Si con las pruebas se detecta algún problema, usted va a necesitar una colonoscopia.

Entonces ¿cuál es la mejor opción?
Nuevamente, todo depende. Hable con su médico sobre el tema. Si tiene pendiente una prueba de detección, recibirá una recompensa de $25 de Devoted Dollars al hacerse la prueba (no importa qué prueba elija).

La conclusión

Mientras más temprano se detecte, más fácil será el tratamiento del cáncer colorrectal. Esto es lo que debe recordar:

  1. El cáncer colorrectal es muy común tanto en hombres como en mujeres.
  2. Su historial de salud personal, el historial de salud de su familia y su estilo de vida pueden significar un riesgo mayor para usted.
  3. ¡Hágase las pruebas de detección regularmente! Es más fácil que nunca y usted recibirá una recompensa de Devoted Dollars.

Exención de responsabilidad
Este artículo es solamente para referencia general (conocer más). Siempre busque asesoramiento de su médico u otro profesional de la salud.